16 de diciembre de 2013

Jóvenes y democracia

En virtud de los sucesos ocurridos en los últimos días, como fueron los incidentes en relación a las elecciones de nuevas autoridades en la Universidad de Buenos Aires y los focos de conflictividad social en diversos lugares de nuestro país, nos pareció oportuno reflexionar un poco sobre el rol de los jóvenes en la vida democrática. En este sentido, quizás es importante señalar que la democracia no es algo que se impone a los pueblos, sino que es un valor que los pueblos construimos diariamente para nosotros mismos. En ese proceso de construcción cotidiana, la vida democrática nos propone diversos desafíos. Algunos de estos desafíos son:


+ Aceptar que no somos infalibles. La vida democrática es una construcción colectiva que revisamos y repensamos diariamente, aprendiendo de los errores que cometemos y trabajando conjuntamente para fortalecer nuestras instituciones y mejorar la calidad de vida de todas las personas. Vivir en democracia es saber que nuestro presente no es perfecto, pero que tenemos herramientas para mejorar y acercarnos al ideal de sociedad que soñamos. Por eso la democracia nos ofrece mecanismos para cambiar tanto nuestras leyes como nuestros representantes.


+ Valorar las diferencias. La democracia existe solo en la pluralidad de ideas y nos propone que todas esas ideas puedan compartirse, en pie de igualdad, en diferentes escenarios de participación ciudadana. Individualmente, asumir este desafío implica que todos debemos aprender a respetar a aquellas personas que piensan distinto que nosotros; y más aún, debemos aprender a valorar esa diferencia de ideas, pues por más lejanas que sean a nuestro pensamiento y sentir, enriquecen el universo de opiniones que una sociedad democrática necesita para crecer sanamente.


+ Expresar nuestras opiniones sin imposiciones. Alzar la voz y expresar nuestras ideas es más que un derecho, también es una responsabilidad. Si creemos firmemente que todas las ideas son valiosas, eso es así para las ideas ajenas pero también para las propias. Por eso, participar activamente de las discusiones y debates de los espacios que nos involucran es un ejercicio de ciudadanía responsable. Sin embargo, la pasión y el compromiso por aquello que consideramos justo, son sentimientos que debemos proyectar en nuestros actos. Creer en la democracia exige vivir democráticamente, aportando respeto y entendimiento donde otros proponen intolerancia y violencia.


+ Reconocernos como protagonistas de nuestra historia. No podemos cometer el error de pensar que es necesario esperar a ser presidente de la Nación, gobernador o ministro para realizar una contribución significativa a la sociedad. Eso no sólo es un error, sino también es una peligrosa forma de autoindulgencia. Vivir en democracia es sentir que somos protagonistas de nuestra historia con cada buena acción, con cada gesto, con cada pequeña contribución que hacemos pensando en el bien común.


En estos tiempos difíciles, nuestra sociedad necesita de una juventud firmemente comprometida y consustanciada con los valores propios de la vida democrática. Que la amistad, el respeto, la tolerancia y el optimismo sean los colores que pinten cada una de nuestras acciones.


Martín Mezzanotte

Director de Juventud
Siempre Listos

--   Siempre Listo     Comunicaciones Institucionales  Scouts de Argentina Asociación Civil  2013: "Una Asociación Visible en la Acción"     Scouts: "Construyendo un mundo mejor"  Oficina Scout Nacional: Libertad 1282, (C1012AAZ) Ciudad de Buenos Aires, República Argentina.  Tel.: +54 (11) 4815-0649 - +54 (11) 4811-2574   www.scouts.org.ar

__._,_.___

         Emiliano Pérez

             Comunicaciones

  Zona 8 - Gran Buenos Aires Oeste

Scouts de Argentina Asociación Civil

           www.zona8sa.com.ar